Monitor gamer barato

Antes de lanzarse a la tienda a comprar un monitor gamer, hay que entender cuales son las especificaciones técnicas en las que tenemos que fijarnos para comprar aquel que necesitamos y no tirar el dinero en un monitor con funciones que no vamos a utilizar nunca.

El monitor puede ser uno de los periféricos más complejos que podemos comprar para nuestro setup gamer. Son muchas las características a tener en cuenta antes de decidirse por uno en concreto, por lo que entraremos en detalle sólo de las funciones más importantes y las que serán más notorias a la hora de jugar.

Monitores gamer recomendados

Especificaciones para un monitor gamer barato

Resolución. La resolución se mide en píxeles y cuanto mayor sea mejor nitidez vamos a conseguir ya que habrá más píxeles por pulgada. La resolución ideal va a depender entre otros factores de la dimensión de monitor y la distancia a la que estemos del monitor. Como orientación, para tener buena nitidez en un monitor con formato de imagen 16:9 con resolución 1920×1080, se podría llegar 24 pulgadas; de 24 a 27 pulgadas, una buena resolución sería 2560×1440; para más de 27 pulgadas, 3840×2160.

Tiempo de respuesta. Es la cantidad de tiempo que necesita un pixel para cambiar de un color a otro para después volver a su color original. Se mide en milisegundos y mientras menor sea el tiempo de respuesta de un monitor, mejor será dicho monitor. El efecto ghosting se produce cuando el tiempo de respuesta es demasiado alto y puede ser bastante molesto al estar compitiendo con algún juego.

Tipos de panel. Los tres tipos de paneles más comunes son los TN, VA  e IPS, siendo los que más se utilizan para gaming los TN porque son los que normalmente tienen un tiempo de respuesta más bajo, pero tienen una peor reproducción de los colores y peor ángulo de visión. Los IPS tiene una mejor reproducción de los colores por lo que son muy buenos para editar videos, fotografía, etc… pero el tiempo de respuesta suele ser bastante alto. Y en medio de estos dos tipos de paneles quedan los VA.

Ángulos de visión. Existe el ángulo de visión horizontal y vertical e indica el ángulo desde el que podemos ver el monitor correctamente sin que la imagen se ponga de color negativa. Lo monitores con panel IPS ofrecen más ángulo de visión, por lo que son más recomendables.

Una de las características más importantes es el formato de imagen. Esto es la proporción entre el ancho y el alto de la pantalla. Los más comunes son 16:9, con resoluciones como 1920×1080, 2560×1440, 3840×2160 y por otra parte están los 21:9 que son ultrapanorámicos con resoluciones como 2560×1080, 3440×1440,…

Hay algunas marcas que producen monitores aún más panorámicos como el 32:9, pero todavía no están muy comercializados.

Para un monitor de 21:9 lo conveniente sería de 29 pulgadas con resolución 2560×1080 en adelante.

Input lag. Es el tiempo que tarda el monitor en representar una acción que iniciamos desde el ratón o teclado en pantalla.

G-Sync & FreeSync/2. Son tecnologías creadas para suplir la sincronización vertical y todos los errores que pueda ocasionar. La sincronización vertical sirve para eliminar el tearing que es el responsable de que veamos en nuestro monitor imágenes entrecortadas cuando estamos jugando. Esta tecnología también puede resolver el microstuttering, que son los típicos tirones que alguna vez hemos sufrido todos.

Un monitor con G-Sync va a ser más caro que uno con FreeSync, ya que llevan un módulo dentro del monitor y G-Sync necesita de una tarjeta NVidia compatible. Mientras que para utilizar el FreeSync necesitamos un monitor compatible con FreeSync y una tarjeta gráfica AMD compatible.

Tasa de refresco. Es el valor que indica la cantidad de veces que la imagen de pantalla se actualiza en un segundo. Se mide en hercios. Si un monitor es de 144 hz, el monitor será capaz de mostrar hasta 144 fps y necesitaríamos un ordenador capaz de generar esa cantidad de frames por segundo.

Profundidad del color. 6 bits, 8 bits, 10 bits, …Cuando mayor sea mejor ya que va a contener una paleta de colores más amplia, aunque al igual que sucede con el HDR, esta característica va acompañada del contenido, ya que si el multimedia que esté en el monitor no tiene suficiente información, el monitor no podrá representar lo que no hay.

HDR. Las siglas traducidas al español significan Alto Rango Dinámico y permite obtener buenos detalles en las sombras y altas luces, aunque para sacar partido al HDR necesitamos de un equipo y archivos multimedia con suficiente información en los pixeles para que puedan ofrecer esa cantidad de detalle.

Otros monitores recomendados